domingo, 24 de agosto de 2014

¿Cómo debe ser un desayuno nutritivo?

 Todos sabemos que el desayuno es la comida más importante del día. Es fundamental para mantener unos buenos hábitos de nutrición que nos ayuden a aguantar nuestro ritmo durante el día. Tiene que ser la comida más abundante y tenemos que incluir todos los grupos de alimentos para evitar en el resto de las comidas los excesos. Esta es la idea de cómo puede ser el desayuno perfecto:

Proteínas

Desayuno
 Leche, yogur o queso fresco son imprescindibles para incluir proteínas. Estas nos sacian y ayudan a reparar la estructura de nuestros huesos. También son adecuados los huevos o las carnes magras.

Hidratos de carbono

 Nos ayudarán a mantener durante todo el día la energía. Podemos decantarnos por los hidratos completos, como los cereales integrales y las frutas, que podemos tomar en zumo, compota o macedonia. También podemos acompañar una rebanada de pan integral tostado con una buena cantidad de mermelada.

Grasas saludables

 

 Incluir las grasas en el desayuno nos permitirá el exceso a lo largo del día. Aceite de oliva virgen o margarina son algunos de los ejemplos de lo que podemos incluir en nuestro desayuno.

Un ejemplo

 El siguiente es un ejemplo de lo que podríamos desayunar para estar bien alimentados. Lo mejor es ir variando cada día para hacer menos aburrido el desayuno e incentivar la ingesta de alimentos, en vez de tomar cualquier cosa y pasar hambre hasta la cena.

  • El zumo de dos naranjas (con su pulpa)
  • Una tostada de pan de centeno con una loncha de pechuga de pavo cocida, un poco de queso fresco y una cucharada de aceite de oliva.
  • Una taza de café o té con una cucharada de azúcar.

 Como ya te digo, esta es solo una idea. Puedes ir cambiando el zumo por confitura un día, jamón cocido otro o un huevo duro en lugar del queso. La imaginación es el límite.

 Eso sí, procura evitar los dulces industriales y los desayunos excesivamente dulces. El desayuno ideal debe ser más bien salado. Y si tomas bollería, procura que sea casera y con frutas, como unas magdalenas con arándanos o un bizcocho de plátano.

Publicar un comentario