jueves, 8 de septiembre de 2016

Crepes, tortitas y panqueques: Iguales, pero diferentes

 Es curioso lo que puede llegar a extenderse una receta. Algunas veces llega tan lejos que es casi imposible decir cuál es su origen, aunque en el caso de las crepes parece que no hay ninguna duda de cuál es el lugar donde se empezaron a preparar, aunque a medida que se han ido extendiendo han experimentado algunos cambios, lo que ha llevado a que tengan diferentes nombres en función de los ingredientes o el modo de cocinarlas.
 Es por eso que nos encontramos con que podemos preparar crepes, tortitas, panqueques y otro tipo de recetas que nos pueden parecer iguales, pero que tienen sus diferencias.

crepes con helado

Crepes, tradicionales de Francia

 La receta original de las crepes proviene de Francia. En concreto de Bretaña, desde donde se extendió al resto del país para convertirse en uno de los platos que los franceses comen a diario.
 Las crepes pueden ser dulces o saladas, en cuyo caso se sustituye el azúcar por una pizca de sal. Los ingredientes para su elaboración son harina de trigo, mantequilla y leche, además de la sal o el azúcar en función de si son dulces o saladas. Hay quien piensa que también llevan huevo, pero la receta tradicional no los incluye.
 Puedes ver cómo preparar unas crepes dulces o saladas aquí: http://comosehacenlospanqueques.com/crepes/

 Tortitas, la merienda

 Las tortitas tienen mucho en común con las crepes, aunque difieren sobre todo en el grosor de estas. Las tortitas son más gruesas y esponjosas debido a que además de los ingredientes de las crepes se les añade levadura química (polvo de hornear).
 Otro detalle que las hace diferentes es que las tortitas siempre son dulces. Suelen acompañarse de nata montada y sirope, mermelada o incluso una bola de helado.
 Para preparar unas tortitas solo hace falta añadir una cucharada de levadura a la masa anterior y echar en la sartén un poco más de masa que para las crepes.

panqueques tortitas


Panqueque, la versión americana

 Al otro lado de Europa es más habitual hablar de panqueques, una variante que también puede ser dulce o salada. Incluso se rellenan y hornean a modo de canelón, en cuyo caso siempre son salados.
 El panqueque difiere de la crepe o la tortita porque puede quitarse la mantequilla de la receta, además de que la harina para su elaboración no tiene por qué ser de trigo.
 En Sudamérica se toman mucho con dulce de leche, mientras que en Estados Unidos y Canadá, donde se les llama pancakes, es común acompañarlos con sirope de arce y un buen trozo de mantequilla puesto encima para que se derrita con el calor.

 Hay otras variantes de las crepes, aunque en esencia estas son las más conocidas. ¿Cuál te gusta más?

Publicar un comentario