sábado, 2 de enero de 2021

Escuela de cocina: sofrito

Retomo la serie de posts dedicados a conceptos básicos de cocina. Es uno de los apartados que más éxito han tenido, así que me he animado a volver a publicar este tipo de artículos.

En esta ocasión lo hago con un concepto muy conocido de la cocina, aunque los que no están aún iniciados a menudo desconocen: el sofrito.

sofrito
Imagen de mission-food

Que es un sofrito

El sofrito es la base de una gran cantidad de recetas, y en muchas ocasiones el éxito de un plato depende que hacerlo bien.

Pero ¿qué es un sofrito en realidad? Se trata de vegetales cocinados o mochados de forma lenta, sin tostarlos ni caramelizarlos, sino haciendo que pierdan el agua y los sabores se concentren. De hecho, para hacer un buen sofrito sobre todo hay que ser paciente y tomarse su tiempo.

Cómo se hace un sofrito

Para elaborar un sofrito, lo primero que hay que hacer es cortar las verduras. Hay dos tipos de corte adecuados para esto: brunoise o concassé.

¿Qué verduras se utilizan para hacer sofrito? Eso depende del tipo de receta que piensas elaborar, aunque lo habitual es utilizar ajo, cebolla, pimiento y tomate. Además, se puede añadir alguna otra hortaliza como zanahorias, pimientos rojos, ñoras o incluso berenjenas.

También se puede aromatizar con especias como romero, tomillo o perejil, entre muchas otras opciones. La verdad es que un sofrito tiene tantas variantes como recetas y cocineros, así que puedes darle tu toque personal.


sofrito concassé o sofrito francés

Tipos de sofrito

Hay dos tipos de sofrito bastante conocidos, que son el sofrito francés o mirepoix y el sofrito italiano. Los dos tienen como ingredientes principales cebolla, apio y zanahoria, aunque en el caso del sofrito italiano suele ser para elaborar salsas de tomate, mientras que el sofrito francés se emplea para sopas y guisos.

Receta de sofrito básico

Si quieres elaborar un sofrito, apunta estos ingredientes:
  • 1 cebolla mediana
  • 1 pimiento verde
  • 2 tomates maduros
  • 1 diente de ajo
  • Aceite de oliva
  • Sal
Pela y pica bien los ingredientes. Pon a calentar un poco de aceite en una sartén y cuando esté caliente dora el ajo. En cuanto empiece a tomar color, añade el resto de vegetales y ve removiendo despacio durante 15-20 minutos a fuego medio.

Cuando notes que todas las verduras están bien hechas, prueba de sal y rectifica. Puedes triturar el sofrito si no quieres que haya trozos. También puedes congelarlo o hacer conserva y tener para cuando te haga falta.

¡Ya no tienes excusa! Empieza a cocinar un buen sofrito y poco a poco irás mejorando en la cocina.

0 comentarios:

Publicar un comentario