lunes, 22 de agosto de 2016

L-Carnitina, ¿qué es y para qué sirve?

 Uno de los productos más relacionados con la pérdida de peso es la L-Carnitina. Quien esté familiarizado con las dietas y los suplementos para ayudar a controlar las grasas seguro que ha oído hablar alguna vez de ella. ¿Pero qué es realmente y cuáles son sus usos? De eso es de lo que quiero hablar en esta ocasión.

¿Qué es la L-Carnitina?

 La L-Carnitina es un nutriente derivado de dos aminoácidos: la lisina y la metionina. Debido a que el cuerpo sintetiza el compuesto, no está considerado como un elemento esencial en nuestra alimentación.

L-Carnitina

 El propio organismo produce este nutriente, aunque la cantidad no suele ser suficiente, sobre todo en determinadas condiciones. Por ejemplo, cuando se necesita un aporte extra de energía necesitamos una cantidad adicional, que podemos tomar en forma de suplemento dietético.

Cómo actúa en el organismo

 La L-Carnitina se encarga de transportar los ácidos grasos hacia las mitocondrias, el centro de la célula donde se produce la energía. Allí se somete a las grasas a un proceso de oxidación que resulta crucial para ejecutar las funciones celulares. Es por eso que se considera esta molécula como un compuesto quemagrasas del que dependen los músculos y el cuerpo para funcionar y asimilar adecuadamente el resto de nutrientes.

Usos de la L-Carnitina

 Por sus beneficios para la salud, la L-Carnitina se utiliza como complemento a determinados tratamientos. También se recomienda en estados carenciales debidos a enfermedades, así como para apoyar planes de nutrición saludable y control de peso.
 Debido a su papel a la hora de producir energía, se está planteando su uso para mejorar el rendimiento al hacer deporte. También se están realizando pruebas para conocer sus beneficios en otros campos como el de la memoria o el cuidado del corazón.

Control de peso con L-Carnitina

¿Es seguro tomarla?

 El consumo de suplementos de L-Carnitina no conlleva ningún tipo de riesgo. El cuerpo tolera muy bien grandes dosis y no se han encontrado efectos secundarios salvo ligeras molestias intestinales en casos aislados. Por tanto no se requiere la ayuda de un experto en alimentación para tomarla, aunque nunca está de más consultar a un profesional.
 Algo que debe tomarse en cuenta es que una cantidad mayor a los 3 gramos diarios puede provocar un cierto olor corporal que recuerda al pescado, aunque no siempre sucede.
 Espero que hayas podido resolver tus dudas acerca de este curioso e importante compuesto nutricional.

Publicar un comentario