martes, 14 de abril de 2015

Tartaletas de Raspberry Curd

Colaboración

 A todos nos encanta salir a cenar fuera de casa, pero cada vez se está haciendo más habitual que nuestra cocina se convierta en la mismísima cocina de un restaurante y sea a nosotros mismos a quien le toque coger los cuchillos y ponerse el delantal. La cocina está de moda y a todos nos encanta sentirnos unos auténticos cocineros, de modo que invitar a cenar a nuestros amigos nos resulta cada vez menos trabajo.

 Por ello, para que puedas dar la talla y ofrecer a tus comensales un verdadero menú digno del mejor restaurante, hemos querido echarte una mano y traértela posibilidad de preparar un postre de primera categoría digno de cualquier salón gourmet.

 Nos referimos al Raspberry Curd, un postre traído directamente de la cocina francesa y que reúne una sinfonía de sabores que explota en cuanto entra en contacto con tu paladar. Consiste en una suave crema de frambuesas que resulta perfecta para combinar con cualquier tipo de postre y que será la mejor forma de poner fin a una sensacional velada.

 Nosotros hemos decidido realizar unas tartaletas en las que colocaremos el Raspberry Curd combinadas con pequeños trozos de fresas y frambuesas a modo de degustación. Un postre sencillo que no te llevará demasiado trabajo. Todo ello combinado con los mejores productos, aseguraran el sobresaliente a la cena.

¿Qué necesitaremos?


tartaleta de frambuesas Antes de ponernos con la preparación del Raspberry Curd debemos plantearnos qué haremos con las tartaletas. Podemos hacer unas tartaletas caseras (llevará una mayor elaboración y trabajo), o comprarlas en el supermercado. En la tienda de alimentación de Yodetiendas.com encontrarás unos moldes para realizar tartaletas en tan solo unos minutos.

 Una vez tengamos el conflicto de las tartaletas solucionado, toca ponernos con el Raspberry Curd. Para su preparación necesitaremos:
  •  200 gramos de frambuesas
  •  300 gramos de azúcar
  • 4 yemas de huevo
  • 150 gramos de mantequilla
  • Un vaso de zumo de limón
  • Una pizca de sal
  • Varias frambuesas y fresas sin trocear 
 Comenzaremos calentando todos los ingredientes anteriores en un cazo al baño maría. Es importante que haya un fuego medio y que vayamos moviendo los ingredientes ayudándonos en unas varillas. Esto durará entre unos 15-20 minutos, hasta que veamos que los ingredientes se van deshaciendo hasta conseguir que esté lo suficientemente espesa. Es importantísimo que la mezcla no hierva para asegurar una deliciosa Raspberry Curd.
 Una vez la mezcla esté lista la pasaremos a un recipiente de cristal (lo suficientemente grande) a través de un colador para asegurarnos de que no queden grumos. Después tapamos el recipiente con un papel de film trasparente y metemos al frigorífico para que se enfríe. Si tienes demasiada prisa también puedes meterla en el congelador.
 Cuando esté lo suficientemente frío, iremos traspasando poco a poco con ayuda de una cuchara el Raspberry Curd desde el recipiente hacia las tartaletas. El siguiente paso será decorar las tartaletas con varias piezas de frambuesa y de fresa.
 En definitiva, en aproximadamente una hora de cocina tendrás preparado un postre elegante a la vez que delicioso que combinará a la perfección con cualquier tipo de menú. Así que si te ha pillado el toro y necesitas un postre express, el Raspberry Curd es lo que estás buscando.

Publicar un comentario